BIOREPROGRAFÍA – Aplicación médica de las impresoras 3D

Las impresoras 3D se han empezado a utilizar en el campo de la medicina para crear prótesis con materiales sólidos (Titanio, plástico, cerámica…), aprovechando la precisión en el modelaje de piezas para hacerlas a la medida de los pacientes. Ahora, se ha dado un paso más: se ha conseguido recrear tejido biológico a partir de células madre y darle forma con impresoras 3D.

Esta nueva tecnología permite crear órganos sobre los que testar productos o utilizarlos como prótesis en humanos. Algunos ejemplos de lo que se ha recreado son la piel humana, válvulas del corazón, tejido hepático y nefrítico e incluso una oreja.  Es un enorme avance en el campo de la medicina regenerativa, que por el momento, se encuentran en fase experimental.

Esta nueva innovación se está aplicando en trasplantes, prótesis y ha encontrado un uso también en el área de test médicos, pero también es aplicable a otros sectores, como el cosmético o el farmacéutico.

Un ejemplo de ello es  la asociación de L’Oreal con la empresa Organovo, líder en el sector de biotecnología, para recrear la piel humana y poder realizar los test de producto sobre ésta y no sobre humanos u otros animales.

Pagina Webwww.organovo.com
Coolhunter: María Sirven